El pasado 29 de marzo se anunció un nuevo Real Decreto Ley 10/2020, del que os adjuntamos enlace al BOE.

El Consejo de Ministros aprobó el pasado domingo 29 de marzo, nuevas limitaciones a las actividades de todos los servicios no esenciales con el objetivo de reducir la movilidad de la población en el contexto de la lucha contra el COVID-19. El Real Decreto regula también un permiso retribuido y recuperable para las personas trabajadoras por cuenta ajena, de forma que no tendrán que acudir a su puesto de trabajo entre los días 30 de marzo y 9 de abril.

El Objetivo Limitar al máximo la movilidad de las personas. La mayoría de desplazamientos que se realizan durante el estado de alarma están relacionados con la actividad laboral y profesional. Esta medida busca profundizar en las medidas de confinamiento para contribuir a contener el avance del Coronavirus COVID-19.

¿A quién afecta?

A todoel personal laboral por cuenta ajena que preste servicios en empresas o entidades del sector público o privado que desarrollan actividades no esenciales.

¿Quién queda exento?

Entre otros, los trabajadores de las actividades consideradas esenciales, que contenía el RDL 463/2020, de 14 de marzo:

-Comercios de alimentación, bebidas, productos y bienes de primera necesidad

-Establecimientos farmacéuticos, médicos, ópticas y productos ortopédicos-Productos higiénicos

-Prensa y papelería-Combustible para automoción

-Estancos

-Equipos tecnológicos y de telecomunicaciones

-Clínicas veterinarias y tiendas de productos de alimentación para animales

-Tintorerías y lavanderías-Comercio online, telefónico o por catálogoTambién las personas trabajadoras de:

-Servicios de transporte, tanto de personas como de mercancías

-Servicios financieros,incluidos los bancarios, de seguros y de inversión

-Despachos y asesorías legales, gestorías administrativas y de graduados sociales, y servicios ajenos y propios de prevención de riesgos laborales, en cuestiones urgentes

-Notarías y registros para el cumplimiento de los servicios esenciales fijados por la Dirección General de Seguridad Jurídica y Fe Pública

-Empresas de telecomunicaciones y audiovisuales y de servicios informáticos esenciales

Quedan exceptuadas de la aplicación del presente real decreto:

-Las personas trabajadoras que tengan su contrato suspendido durante el período indicado, aquellas a las que se les esté aplicando un ERTE, salvo que sea de reducción de jornada-aquellas que puedan continuar prestando servicios a distancia

-Personas que estén de baja médicao disfruten de un permiso de maternidad o paternidad ¿En quéconsiste el permiso retribuido recuperable?

Durante el permiso, los trabajadores y trabajadoras seguirán percibiendo sus retribuciones íntegras, tanto el salario base como los complementos a los que tengan derecho. Una vez termine el período mencionado, devolverán a la empresa, de manera paulatina, las jornadas no trabajadas.

Las empresas deberán negociar con los sindicatos o con las personas trabajadoras la manera en la que esto se hará, hasta el 31 de diciembre de 2020.

Vigencia

Dado el retraso en la publicación de este Real Decreto-ley, sólo unos minutos antes de su entrada en vigor y sin margen suficiente para que las empresas lo comunicaran a sus trabajadores, el Gobierno ha dado una moratoria parcial de sólo 24 horas para su aplicación, de forma que será efectivo a última hora del 30 de marzo y estará vigente hasta el jueves 9 de abril.

IMPORTANTE

Nuevo modelo oficial OBLIGATORIO. BOE extraordinario

– Modelo de declaración responsable para poder ir a trabajar. DESCARGA AQUÍ BOE-A-2020-4196

Share This